Seleccionar página

Extranjero corre a mexicanos de playa en la reserva de Sian Ka’an. (Video)

Extranjero corre a mexicanos de playa en la reserva de Sian Ka’an. (Video)

Esta vez quiero contarles una experiencia personal y es que con los últimos videos en las que se observa a vacacionistas mexicanos siendo expulsados de playas por influencia de privados y/o extranjeros, recordé una mala experiencia que nos ocurrió en marzo de 2018 en Tulum Quintana Roo, donde un extranjero intentó corrernos de la playa en la reserva ecológica de Sian Ka’an, arguyendo que no quería gente frente a su casa.

En compañía de mi pareja y dos amigos nos dirigimos por la mañana a conocer la zona turística de Tulum, pero al no encontrar algún acceso publico adecuado, porque en toda la orilla de la playa ya hay hoteles que impiden el paso al mar, decidimos seguir el camino hasta las playas de la reserva ecológica de Sian Ka’an.

Descubrimos que dentro de la reserva ecológica existen propiedades privadas. A unos cuatro kilómetros de la caseta de vigilancia, encontramos un acceso a la playa, y algunos metros adelante había una casa que se encuentra a la orilla del mar; pasado de medio día, esta casa daba bastante sombra a la playa por lo que decidimos acercarnos un poco más para aprovecharla, incluso ya había una pareja disfrutando de esa sombra.

Reserva de siankan En la primera imagen se ven el arco Maya, de ahí la distancia que tiene del arco al lugar de los hechos, que es a un costa de un privado llamado «Villa Destiny» donde se mira desde la toma satelital una casa dentro de la reserva y otras que incluso ofrecen servicios de hospedaje.

Una hora después, un anciano salió de la casa, comenzó a caminar por la playa y a su regreso, mientras estábamos todos platicando sentados en la arena, se nos acercó y en cuestión de segundos el hombre se puso eufórico y comenzó a gritarnos en inglés. Su cara se torno roja, en un inicio no entendíamos que pasaba, con nuestro escaso inglés y su actitud beligerante no podíamos comprender lo que decía, lo que era claro es que no nos quería ahí, pues entre palabras solo entendíamos “fucking ésto”, “fucking aquello”.

Uno de nuestros amigos intentó calmarlo, pero éste no se detenía en agredirnos verbalmente y manotear de manera agresiva, de lo que pudimos entender es que nos decía que nos fuéramos de su propiedad, que él había pagado mucho dinero para estar ahí, que tenía un perro grande y que no lo podía sacar porque nos atacaría, para nosotros éso parecía más una amenaza que una justificación; mientras, nuestro amigo en idioma inglés le decía que todas las playas eran públicas, lo que hacía enfadarlo y gritarnos “fucking public” repitiéndolo un par de veces más y amenazando con llamar a la policía; Fue cuando intervenimos, nos reímos y le dijimos que le hablara, por su puesto a la mexicana.

El tipo no se calmaba así que en ese momento, saqué mi teléfono y comencé a grabarlo; que es el video que compartimos ahora ya subtitulado para que observen lo ocurrido; en el instante que se dio cuenta que estaba siendo grabado, su comportamiento cambió radicalmente he intento escuchar las explicaciones de mi amigo, quien continuo diciéndole que no estábamos haciendo nada malo, que igual que él, veníamos a disfrutar de la playa, sin embargo él seguía cuestionado el porqué teníamos que estar frente a su casa.

“Todas la playas en México son públicas” le repetía mi compañero, ahora el anciano decía que aceptaba éso mientras mi amigo le decía que estaríamos dos o tres horas más y nos iríamos sin causar problemas, el señor en cambio nos preguntaba, que “¿qué nos parecería si cerraba la entrada?” refiriéndose a un surco de camino que conectaba la playa con el camino público de autos por el que se accede a toda la reserva.

El señor no se calmó hasta que aceptamos hacer lo que él quería, mi amigo le dijo “No queremos problemas, lo siento si te ofendimos, no queremos problemas contigo y tu casa, te entendemos, nos vamos pero no queremos problemas” solo después de esas palabras nos dejó en paz.

De regreso hacia la puerta principal, donde están los vigilantes de la reserva, les contamos lo ocurrido, el como nos corrieron de la playa, a lo que solo respondieron, “Ningún extranjero puede echarlos de las playas, son sus playas, ustedes son mexicanos”.

Caseta de entrada Siankan

Caseta de las autoridades que resguardan la reserva de Sian Ka’an, donde nos informaron sin auxiliarnos ni investigar al infractor. 

Ahora sólo me queda recordar que el articulo 27 constitucional asegura los derechos y garantías fundamentales como la pertenencia y el aprovechamiento de la tierra de los mexicanos, donde se determina que “La propiedad de las tierras y aguas comprendidas dentro de los límites del territorio nacional, corresponde originariamente a la Nación” especificando las propiedades federales a las que consideramos públicas por ser bienes nacionales y que en su REGLAMENTO PARA EL USO Y APROVECHAMIENTO DEL MAR TERRITORIAL, VÍAS NAVEGABLES, PLAYAS, ZONA FEDERAL MARÍTIMO TERRESTRE Y TERRENOS GANADOS AL MAR en el artículo 4º determina desde el litoral marino 20 metros de playa como zona federal.

20 metros de playa

A pesar de que esos reglamentos ya existían, para ése entonces, no existe un área de auxilio a quien dirigirse para que de manera correcta sancione. ¡Claro!, hay que recordar que en mayo de 2019 se aprobó un dictamen en la Cámara de Diputados para evitar que en México existan playas privadas, pero muchas empresas turísticas, principalmente de consorcios extranjeros, siguen brincándose la norma siendo que la multa es de entre 253 mil 470 pesos a 1 millón 13 mil 880 pesos según el dictamen.

Aun así, con todo y aprobación en la Cámara de Diputados, los extranjeros siguen sin tener sanciones ejemplares, no existen organismos judiciales que los obliguen a cumplir la ley; y mientras tanto las disculpas que pidió el presidente López Obrador por la invasión y matanza de la corona española hace 500 años, queda ridiculizada por estos particulares extranjeros que piensan que pueden apropiarse de territorio no autorizado y que al fin y al cabo lo están logrando por falta de sanción.

Como verán la casa da una amplia sombra incluso fuera del rango de su casa.

Está es la puerta a la que se refiere el viejo, que en realidad es una paso a la playa de acceso público y lejos de su casa, mismo que quiere cerrar con todos sus vecinos que viven en una reserva ecológica, algo muy irregular.

Tulum Aquí fue donde nos encontrábamos sentados platicando y en paz, hasta que llegó el anciano. 

Hasta en el Google Maps parece como perro de guardia. 

Sobre el Autor

Andrés

Licenciado en Comunicación y Periodismo por la Facultad de Estudios Superiores Aragón de la UNAM.De sus trabajo destaca el Documental “La Omisión: caso Julio César Mondragón”, la Cápsula "La Gota que derramo el Vaso" y el cortometraje "Con Mermelada y Miel".