Select Page

Disculpa pública por negligencia e inconsistencias en el feminicidio de Lesvy Berlín Rivera Osorio

Disculpa pública por negligencia e inconsistencias en el feminicidio de Lesvy Berlín Rivera Osorio

Araceli Osorio Martínez | Fotografía Óscar Benicio Guzmán

Ciudad de México. La Procuraduría de la CDMX ofrece una disculpa pública a través de la procuradora Ernestina Godoy por la falta de la debida diligencia, la negligencia en la atención a sus familiares y las inconsistencias que hubo en la investigación del caso de Lesvy Berlín.

El  miércoles 3 de mayo del 2017, aproximadamente a las 5:50 de la mañana, la trabajadora universitaria Esperanza Sánchez Hernández encontró el cuerpo sin vida de Lesvy Berlín Rivera Osorio. Atada por el cuello con el cable del auricular de la caseta telefónica, Lesvy no presentaba signos de vida.

Pese a todas las pruebas presentadas de la evidente violencia ejercida sobre el cuerpo de Lesvy, el dictamen por parte del perito Gilberto Saldaña de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México del Gobierno de Miguel Ángel Mancera, sostuvo en ese momento que Lesvy había cometido suicidio. Saldaña sostuvo que “las heridas que presentó la occisa son de características suicidas por la posición, el objeto constrictor utilizado y la ausencia de lesiones propias de lucha, forcejeos, sometimiento y defensa. La muerte se produce debido a la asfixia por ahorcamiento por suspensión incompleta con maniobras de suicidio”.

Aunque el 10 de mayo de ese mismo año el juez de Control del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México Christian Ricardo Franco Reyes, vinculó a proceso a Jorge Luis González, clasificándolo como “homicidio”. La defensa de la familia de Lesvy, discrepó el fallo de la prueba pericial que se hicieron en ese momento las instancias, peritos y funcionarios y las cuales dieron como parte de la investigación COY-1/IU-1C/D/1099/05-2017

La PGJCDMX incurrió en un sinnúmero de irregularidades durante la investigación, difundió mensajes en redes sociales con detalles de la vida personal de Lesvy, recriminalizándola, no actuó con perspectiva de género oponiéndose a la participación de académicas expertas en equidad de género en la investigación y, peor aún, descartó el feminicidio como la principal línea de investigación.

Ernestina Godoy | Fotografía Óscar Benicio Guzmán

El día de ayer 2 de mayo, a un día de cumplirse dos años del feminicidio de Lesvy Berlín y siguiendo la recomendación 01/2018 que hizo la CDH de la ciudad a la PGJ, la procuradora Ernestina Godoy se presentó esta mañana en el auditorio “José Luis Sánchez Bribiesca” de la Torre de Ingeniería en Ciudad Universitaria, para dar una disculpa pública por la falta de la debida diligencia, la negligencia en la atención a sus familiares y las inconsistencias que hubo en la investigación del caso, refiriendo que “el sistema de procuración y administración de justicia le falló a ella (Lesvy) y a su familia” y que se encontraba ahí para “ofrecer una auténtica y sentida disculpa a la familia de Lesvy Berlin Rivera Osorio y establecer nuestro compromiso con la restitución de sus derechos”.

En el acto se encontraban la madre de Lesvy, Araceli Osorio, su padre Lesvy Rivera, así como sus abuelos maternos, defensores de derechos humanos y organizaciones de la sociedad civil

En el discurso que dio la procuradora mencionó que en su momento la familia encontró a una autoridad cerrada, insensible y estigmatizante, incapaz de identificar y corregir oportunamente sus errores. Mencionó que en ese momento la insensibilidad vino desde el Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, el procurador Edmundo Garrido y decenas de funcionarios los cuales “asumieron y defendieron como razón de Estado una verdad oficial insostenible al mínimo escrutinio público que culpabilizó de nuevo a las mujeres de su violencia”.

Reconoció que fue gracias a la madre de Lesvy, Araceli Osorio, sus familiares, a la lucha solidaria de miles de mujeres y organizaciones civiles que se logró el reencauce del crimen, su reclasificación y el comienzo del camino a la justicia “de este delito que es un feminicidio”.

La procuradora dijo estar atenta a la investigación y seguimiento de posibles responsabilidades administrativas y penales de las personas a las que se les atribuyen los hechos profusamente documentados en la recomendación de la CDH. Asumió la garantía de la no repetición, atendiendo las causas que dieron origen a la emisión de la recomendación, comprometiéndose a actuar desde la Procuraduría para atacar las causas estructurales que generaron la afrenta a la familia Rivera Osorio y a la memoria de Lesvy, sostuvo que para ello están trabajando muy de cerca en colaboración con el alto comisionado de las Naciones Unidas para los derechos humanos.

Al llegar el momento de ofrecer la disculpa, la procuradora Ernestina Godoy dijo estar “tomando en cuenta todos los hechos, las circunstancias vividas y todo lo que se ha realizado y lo que aún se debe hacer, la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México por mi conducto y a nombre de todo su personal de frente y con todo mi respeto admito el reconocimiento de responsabilidad y ofrezco una disculpa pública al honor y memoria de Lesvy Berlín Rivera Osorio, a sus padres y familia».

Disculpa pública por el caso Lesvy Berlín | Foto Óscar Benicio Guzmán

Por su parte la presidenta de la CDHDF Nashieli Ramírez en su intervención dijo que la responsabilidad por las graves violaciones a los derechos humanos cometidas en contra de la familia de Lesvy, y el lamentable prejuicio principal causado no puede subsanarse, “solo la disculpa pública y de alto nivel que tuvo lugar en ese momento tendrá sentido si cumple con su finalidad transformadora y correctiva, con justicia para este y otros casos».

Araceli Osorio Martínez, madre de Lesvy, reiteró que los responsables del feminicidio de su hija fueron Jorge Luis Hernández Gonzalez y el Estado, continuó diciendo que la disculpa pública por parte de la procuradora, no tendría que ser, puesto que todas las jóvenes deberían permanecer sanas y salvas dentro de un aula, ver a una amiga, correr por los pasillos de la escuela, vivir.

Araceli recordó las palabras de Sayuri Herrera, abogada defensora del caso Lesvy, que en su momento dijo que “hacer memoria significa la posibilidad de transmitir la experiencia de los sucesos y sus significados, ese es un primer paso hacia ello”, dijo también que “ellos no hablan de la esperanza como eslogan, que ellos hablan de la esperanza como un fin a alcanzar”.

Ahora su familia espera que el juicio contra Jorge Luis Hernández tenga lugar para el mes de junio o julio de este año.

Rondalla femenil universitaria | Fotografía Óscar Benicio Guzmán

Entre lágrimas, consignas y la música de la rondalla femenil universitaria (a la que Lesvy pertenecía), su memoria estuvo acompañada, abrazada y querida. La madre de Lesvy concluyó su intervención con la exigencia de un juicio que se busca sea correcto y en donde se incorpore la perspectiva de género y se garantice la disminución de muertes violentas de mujeres, pues que no sea así, lo único que provoca es la discriminación y desprecio hacia la vida de las mujeres.

 

About The Author

Lilian Hernández

Diseñadora gráfica por profesión, fotógrafa por amor y activista por convicción. Licenciada en Diseño y Comunicación Visual (FESC, UNAM). Cofundadora del Colectivo Brigada Altavoz y promotora de proyectos como el Festival Tortillas con Chile y Brigada Informativa Altavoz. Comprometida con la vida social, ambiental y política de México, ha generado y colaborado contenido gráfico, digital y audiovisual para distintas acciones y movimientos sociales.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.